Retrato

ELISA SCHAAR

Elisa Schaar vive cerca de Barcelona. Desde 1975 ha experimentado con diferentes estilos y técnicas de pintura y a partir de 1999 trabaja con acrílico sobre tela. Como herramientras utiliza espátulas, paletas y talochas de goma.

En sus cuadros, Elisa desarolla un diálogo entre los colores, figuras y estructuras, los cuales crean una expresión de energía psíquica transformada. El desarrollo de cada pintura es la consecuencia de un intercambio intuitivo entre la dinámica interna y la abstracción en su representación externa.

Así sus cuadros expresan una dimensión de muchas capas debajo de la superficie visible, más allá de imágenes concretas, de la materia física y del arte figurativa, más allá también de palabras. Los cuadros reflejan vitalidad y firmeza, profundidad e intensidad, a menudo combinadas con una ligereza plumosa, con poesía y magia en su abstracción.